Cómo saber si tienes epididimitis y cómo tratarla

El área genital masculina es una red compleja de tubos y tejidos con funciones únicas. El correcto funcionamiento sexual y reproductivo depende, entre otras cosas, del funcionamiento de todas las células, tejidos y conductos que se encuentran en el pene masculino, testículos, escroto, próstata.

Tomar decisiones de estilo de vida inteligentes es vital para prevenir condiciones que dañan su salud reproductiva y su calidad de vida en general. Algunas de las condiciones que afectan a su reino masculino son bien conocidas, otras no. En este artículo, nos centraremos en la epididimitis, una condición común pero mal entendida.

Revisar

La epididimitis es una enfermedad indicada por la inflamación de un tubo llamado epidídimo. También conduce a la hinchazón y el dolor en los testículos. La enfermedad afecta a hombres de todas las edades, pero es más común entre los hombres de 14 a 35-50 años.

La condición se puede dividir en tres tipos principales:Sufrir con epididimitis

  • Epididimitis aguda: ocurre de repente, pero se puede tratar con éxito con un tratamiento inmediato.
  • Epididimitis crónica: se manifiesta en forma de dolor que aumenta gradualmente y, aunque el tratamiento puede ayudar a los pacientes a sentirse mejor, no cura por completo su afección.
  • La orquitis epididimitis (orquiepididimitis) se caracteriza por una inflamación que se extiende hasta los testículos.
    La epididimitis no debe confundirse con la torsión testicular. Ambas condiciones tienden a ser mal diagnosticadas o confundidas entre sí debido a la similitud de sus síntomas. La torsión testicular es una condición que ocurre cuando el testículo gira, torciendo el cordón espermático, que lleva la sangre al escroto.

El flujo sanguíneo obstruido causa dolor intenso e hinchazón. A diferencia de la epididimitis, la torsión testicular requiere cirugía de emergencia y, aunque se desconoce la causa exacta, se supone que un rasgo hereditario juega un papel en el desarrollo de esta afección. La torsión testicular es más común en pacientes de 12 a 16 años.

¿Cuál es la prevalencia de la epididimitis?

Los números muestran que 1 de cada 1000 hombres en los EE. UU. desarrolla epididimitis aguda cada año. La enfermedad provoca más de 600.000 visitas médicas al año.

La epididimitis es la causa más común de inflamación del escroto, lo que conduce a la hinchazón del escroto. Más del 80% de los pacientes con dolor escrotal tratados de forma ambulatoria padecen epididimitis crónica.

Además, la epididimitis es el quinto diagnóstico más común entre los hombres de 18 a 50 años. La edad promedio de epididimitis crónica es de 49 años. En la mayoría de los casos, los pacientes han experimentado síntomas de esta afección durante cinco años antes. al diagnóstico.

Epidídimo Información

¿Qué es un epidídimo?

Para entender esta enfermedad, es importante conocer más sobre el área del sistema reproductivo que afecta.
El yadidimis es una masa apretadamente enrollada de tubos delgados diseñados para transportar esperma desde los testículos hasta los conductos deferentes hacia el sistema reproductivo masculino.

A medida que pasa por el epidídimo, el esperma madura y está listo para fertilizar los óvulos (células reproductivas femeninas) cuando llega al conducto deferente o vas deferens.

El epidídimo tiene forma de media luna y está ubicado dentro del escroto posterior a los testículos. La longitud total del epidídimo es de 6 a 7 cm (2 a 2,7 pulgadas), pero solo porque está enrollado. El epidídimo expandido tenía hasta 6 m (22 pies) de largo.

La epididimitis se puede dividir en tres partes:

  • La cabeza es la parte más grande y más reconocible del epidídimo, ubicada en el polo superior del testículo. Recibe esperma de los conductos excretores de los testículos.
  • El cuerpo tiene un diámetro ligeramente más estrecho que la cabeza y desciende a lo largo del margen posterior del testículo.
  • La cola es muy estrecha, conectada a los conductos deferentes.

¿Cuáles son las causas de la epididimitis?

En la mayoría de los casos, la epididimitis es causada por una infección bacteriana. Esto sucede cuando las bacterias viajan a través de la uretra, la próstata, los conductos deferentes y llegan al epidídimo. En el 80% de los casos de epididimitis bacteriana, los médicos identifican con éxito el tipo de bacteria.

Las enfermedades de transmisión sexual y las bacterias coliformes son responsables de la gran mayoría de los casos de epididimitis. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) se definen como enfermedades que se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual, incluido el sexo vaginal, anal y oral.

Más de 2 millones de casos de clamidia, gonorrea y sífilis se informaron en los EE. UU. en 2016, el número más alto hasta ahora, según los CDC.

El informe muestra que se informaron 1,59 millones de casos de clamidia en 2016, un 4,7% más que en 2015. Además, en 2016 se diagnosticaron 468.514 casos de gonorrea. la incidencia de esta ETS aumentó un 18,5% respecto al año pasado.

¿Por qué es importante?

Clamidia y Gonorrea
En pacientes menores de 39 años, la epididimitis generalmente es causada por las mismas bacterias que causan las ETS, como la clamidia y la gonorrea. Aproximadamente del 50% al 60% de todos los casos de la enfermedad están asociados con microorganismos que causan la clamidia.

Estas bacterias se llaman Chlamydia trachomatis, la causa más común de ITS bacterianas curables en todo el mundo. Por otro lado, Neisseria gonorrhoeae es el nombre de la bacteria que causa la gonorrea y la epididimitis durante las relaciones sexuales sin protección.

La causa más común de epididimitis en hombres mayores de 39 años son las bacterias coliformes, como Escherichia coli, que se encuentran comúnmente en el tracto intestinal de humanos y animales. Estos microorganismos también están presentes en sus desechos, agua y suelo.

Aunque la mayoría de las bacterias coliformes no causan ninguna enfermedad, algunas sí lo hacen. En algunos casos, las bacterias coliformes pueden causar infecciones de la vejiga. ¿Cómo las bacterias coliformes causan la epididimitis? Los hombres se infectan con E. coli u otras bacterias coliformes durante el coito anal.

Las ETS no son las únicas infecciones que conducen a la epididimitis. La condición también puede ocurrir cuando las bacterias del tracto urinario o la próstata se propagan desde el área afectada al epidídimo, como se mencionó anteriormente, pero las infecciones virales como el virus de las paperas también pueden desempeñar un papel.

La orina en el epidídimo (epididimitis química) es otra posible causa de esta afección. Ocurre cuando la orina regresa al epidídimo después de levantar objetos pesados ​​y realizar esfuerzos.

La epididimitis química es rara y, además de levantar objetos pesados ​​y el esfuerzo, también puede ser consecuencia del ejercicio y de tener relaciones sexuales con la vejiga llena.

El trauma en la ingle, la tuberculosis y tomar los medicamentos para el corazón amiodarona o nexterona también pueden causar epididimitis.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la epididimitis?

Todos los hombres pueden desarrollar epididimitis, pero algunos hombres corren un mayor riesgo. Los factores de riesgo comunes para esta condición incluyen:

  • Obstrucción de la vejiga debido a agrandamiento de la próstata o anomalía uretral.
  • Infecciones frecuentes del tracto urinario.
  • La presencia de un pene no circuncidado o una anomalía anatómica de las vías urinarias.
  • Antecedentes de procedimientos médicos que afectan las vías urinarias, como la inserción de un catéter o endoscopio en el pene.
  • Sistema inmunológico severamente debilitado.
  • Relaciones sexuales con una pareja que está infectada con una ITS.
  • sexo sin protección
  • Prostatitis bacteriana no tratada (infección bacteriana de la próstata)
  • ETS bacterianas no tratadas.

¿Cuáles son los síntomas de la epididimitis?

Síntomas de la epididimitis
Al principio, la enfermedad se manifiesta en forma de unos pocos síntomas leves. Si no se trata, la inflamación empeora y provoca más síntomas y estos se vuelven más intensos. Los signos y síntomas más comunes de la epididimitis incluyen:

  • Secreción anormal del pene.
  • Sangre en el semen.
  • Escalofríos.
  • Ganglios linfáticos agrandados en la ingle.
  • Sensación de presión en los testículos.
  • Micción frecuente y urgente.
  • Temperatura subfebril.
  • El dolor y la sensibilidad en los testículos generalmente aparecen y desaparecen de un lado.
  • Dolor durante la defecación y la micción.
  • Dolor durante el coito y la eyaculación.
  • Dolor en la región pélvica en el bajo vientre.
  • Calor y enrojecimiento en el escroto.

En los casos en que los síntomas de la epididimitis duran más de seis semanas o recurren, la condición se considera crónica. Los signos y síntomas de la epididimitis crónica tienden a desarrollarse gradualmente.

Epididimitis en niños

Epididimitis en niños
Los hombres adultos de 19 a 35 a 40 años tienen más probabilidades de desarrollar epididimitis, pero los niños también pueden padecer la afección. De hecho, la epididimitis es la causa más común de escroto agudo (dolor e hinchazón testicular) en niños mayores.

Los hombres mayores también deben tomar un medicamento para prevenir la disfunción eréctil, que puede encontrar en nuestro sitio web, por ejemplo, kamagra oral jelly https://king-pharmas.com/kamagra-oral-jelly/

En bebés y niños, la causa más común de epididimitis es algún tipo de patología del sistema genitourinario.

Se desconoce la prevalencia exacta de esta enfermedad entre los niños. Estudios anteriores muestran que la epididimitis es rara en niños prepuberales. Con la invención de la ecografía Doppler y la exploración del escroto con radionúclidos, el diagnóstico de esta afección se ha vuelto más frecuente.

Según algunas estimaciones, anualmente se registran de 5 a 40 casos de epididimitis aguda entre los niños.

A diferencia de los hombres adultos, que desarrollan la enfermedad debido a la inflamación, que generalmente es causada por bacterias involucradas en las ETS, los niños pueden desarrollar epididimitis como resultado de:

  • Trauma directo.
  • Salida de orina hacia el epidídimo.
  • Algunos medicamentos.
  • Torsión o torsión del epidídimo.
  • Infecciones del tracto urinario que se extienden al epidídimo y la uretra.

La epididimitis bacteriana en pacientes más jóvenes puede deberse a una infección con la bacteria E. coli de la especie Pseudomonas. También es importante señalar que la epididimitis en pacientes más jóvenes puede ser secundaria a enfermedades sistémicas como:

  • La sarcoidosis es una enfermedad inflamatoria que afecta varios órganos del cuerpo, especialmente los pulmones y los ganglios linfáticos. Crecimientos anormales o nódulos que consisten en tejido inflamado que se han formado en las áreas afectadas.
  • La enfermedad de Kawasaki es una rara enfermedad infantil que afecta los vasos sanguíneos.
  • La púrpura de Henoch-Schonlein es una enfermedad indicada por la inflamación de los vasos sanguíneos pequeños, más común entre los niños.

Los signos y síntomas asociados con la epididimitis en los niños incluyen:

  • Dolor.
  • Edema.
  • Enrojecimiento.
  • Temperatura superior a 100 °F (37,7 °C).
  • Una mayor concentración de leucocitos o leucocitos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Secreción de la uretra.
  • Dolor del escroto.
  • Dolor y ardor al orinar.

¿Cómo diagnosticar la epididimitis?

Diagnóstico Epididimitis
El dolor y la hinchazón en el escroto nunca deben ignorarse. Estos síntomas pueden causar muchas afecciones y algunas requieren tratamiento urgente para minimizar el riesgo de daño permanente.

Lo ideal es que cuando notes los síntomas antes mencionados, acudas a tu médico. En algunos casos, pueden ocurrir náuseas.

Aunque los síntomas que describes apuntan a una epididimitis, tu médico sugiere las pruebas necesarias para descartar otras condiciones potenciales, especialmente aquellas que requieren tratamiento urgente, como torsión testicular o fascitis necrosante. Si el dolor en el escroto es severo, busque atención de emergencia.

Para hacer un diagnóstico preciso, el paciente debe describir en detalle todos los síntomas que experimenta. Es probable que el médico te haga preguntas sobre tu historial médico, incluidos los hábitos sexuales o si has tenido una enfermedad de transmisión sexual.

Durante un examen físico, el médico busca testículos hinchados, hinchazón en los ganglios linfáticos y la ingle, y secreción del pene. En el caso de una descarga, el médico toma un hisopo para tomar una muestra que se analizará en busca de infecciones de transmisión sexual.

Para confirmar el diagnóstico y excluir otras enfermedades, el médico prescribe varias pruebas de laboratorio, que incluyen:

  • El análisis de orina completo y el análisis de orina es una ayuda para diagnosticar una infección de la vejiga (infección del tracto urinario), la orina también se usa para detectar enfermedades de transmisión sexual.
  • Cultivo de la uretra: para detectar infecciones en la uretra.
  • Recuento de glóbulos blancos: para determinar si hay una infección; un recuento de glóbulos blancos más alto indica una infección.
  • Pruebas rápidas para bacterias causantes de afecciones como C. trachomatis y N. gonorrhea, que detectan microorganismos mediante métodos inmunológicos y PCR (reacciones en cadena de la polimerasa; se utilizan para aumentar cantidades traza de ADN).

El diagnóstico de epididimitis también puede incluir un examen rectal. El propósito de esta prueba es determinar si una próstata agrandada ha causado la enfermedad. Por lo general, su médico ordenará pruebas de imagen, como una ecografía y una exploración nuclear, para ayudar a distinguir la epididimitis de la torsión testicular.

Además, la TC y la RM se utilizan solo en algunos casos. El propósito de estas pruebas de imagen es descartar otras condiciones con síntomas similares, como la formación de hidrocele (un área llena de líquido), quistes, tejido canceroso, hernia y otros.

Debido a que los síntomas de la epididimitis son similares a los de otras afecciones, los médicos usan diferentes pruebas para evitar diagnósticos erróneos. Es por eso que los médicos toman su historial médico completo (incluido su historial sexual) y solicitan información detallada sobre sus síntomas. Una vez establecido el diagnóstico, su médico le recomendará el tratamiento adecuado.

¿Cómo tratar la epididimitis?

Tratamiento para la epididimitis
El tratamiento de esta afección tiene como objetivo reducir la gravedad de los síntomas y tratar la infección subyacente. Las opciones de tratamiento más comunes [7] incluyen:

  • Antibióticos, como ceftriaxona o rocefina (dosis única IV o IM) y doxiciclina o vibramicina (dos veces al día durante 10 días) para hombres menores de 39 años. . Los hombres mayores de 39 años suelen recibir ciprofloxacina (Cipro), sulfametoxazol y trimetoprima (Bactrim DS), todos tomados dos veces al día durante 10 a 14 días. La epididimitis aguda causada por microorganismos intestinales generalmente se trata con levofloxacina (Levaquin) que se toma una vez al día durante 10 días.
  • Analgésicos – OTC o OTC, dependiendo del grado de dolor.
  • Medicamentos antiinflamatorios como ketorolaco o toradol, piroxicam o felden.

Si la causa de la epididimitis es una ITS, entonces su pareja también necesitará tratamiento. En este caso, debe abstenerse de tener relaciones sexuales hasta la recuperación completa.

La mayoría de los hombres generalmente se sienten mejor dentro de las 48 a 72 horas posteriores al inicio de los antibióticos, pero la incomodidad y el dolor pueden tardar hasta algunas semanas en desaparecer por completo. En promedio, la epididimitis tarda hasta tres meses en sanar.

Si bien los medicamentos combinados con el reposo en cama y otras medidas son muy útiles para la mayoría de los pacientes, a veces se necesita un enfoque de tratamiento adicional. Cuando se forma un absceso en los testículos de un paciente, el médico usa una aguja para drenar el pus o puede recomendar un procedimiento quirúrgico.

La cirugía también se recomienda para pacientes que no se sienten aliviados con la medicación. Durante el procedimiento, se extrae parte de todo el epidídimo. El procedimiento quirúrgico es una solución viable para los hombres cuyas discapacidades físicas causan epididimitis.

Autocontrol de la epididimitis

Reposo en cama
La epididimitis es una afección común y grave, pero es posible un tratamiento exitoso. Por supuesto, si comienza a experimentar los síntomas enumerados anteriormente y sigue el tratamiento recomendado, debe consultar a un médico.

Además de antibióticos, analgésicos y medicamentos antiinflamatorios, los pacientes diagnosticados con esta afección también deben probar:

  • Reposo en cama.
  • Limite su nivel de actividad física.
  • No levante objetos pesados.
  • Eleve el escroto durante al menos dos días (la forma más fácil de mantener el escroto elevado es acostarse).
  • Usar una copa deportiva como apoyo.
  • Aplique compresas frías en el escroto durante 15 a 20 minutos dos o tres veces al día. Las compresas frías reducen la hinchazón, reducen la inflamación y alivian el dolor.
  • Baños de asiento (baños calientes y poco profundos).

Complicaciones

Si no se trata, la epididimitis aguda puede causar una serie de complicaciones, como:

  • Epididimitis crónica.
  • Fístula cutánea resultante de la ruptura de un absceso a través de la membrana vaginal (el saco seroso que contiene los testículos y parte de la cabeza y el cuerpo del epidídimo).
  • Muerte del tejido testicular.
  • Problemas de fertilidad.
  • Fístula (un pasaje anormal en el escroto).
  • Absceso del escroto y piocele (acumulación de pus en el escroto).
  • Atrofia testicular (una afección en la que los testículos se reducen de tamaño (se encogen) y puede ir acompañada de pérdida de función).
  • Infarto testicular debido a la inflamación del cordón umbilical, restringiendo el flujo sanguíneo en la arteria testicular.

Tenga en cuenta que estas complicaciones no afectan a todos los pacientes con epididimitis. No ignore los síntomas y las recomendaciones de tratamiento. De esta forma minimizarás el riesgo de complicaciones y te recuperarás más rápido.

¿Cómo prevenir la epididimitis?

La epididimitis se asocia con una serie de síntomas que es seguro decir que causan incomodidad y frustración. Esta condición afecta la calidad de vida del paciente al impedirle realizar actividades a las que está acostumbrado con facilidad.

Debido a que necesita elevar su escroto y reducir su actividad física, es posible que deba tomarse unos días libres del trabajo, especialmente si sus síntomas son insoportables.

Al mismo tiempo, la enfermedad puede afectar la relación de un paciente adulto. Como hombre, no se siente cómodo discutiendo temas que afectan el sistema reproductivo con su esposa, novia, amigos o cualquier otra persona. Guardarse las cosas para uno mismo provoca fricciones en las relaciones.

La buena noticia es que la epididimitis se puede prevenir. Así es cómo:

  • Abstinencia (abstinencia de las relaciones sexuales).
  • Mantener una higiene adecuada antes y después de las relaciones sexuales.
  • Practique una buena higiene alrededor del área genital, especialmente alrededor del ano.
  • Monogamia, en la que ambos miembros de la pareja están sanos y no padecen enfermedades de transmisión sexual.
  • Vacunación contra las paperas.
  • Use un condón para evitar contraer enfermedades de transmisión sexual.

Debido a que la mayoría de los casos de la enfermedad en hombres adultos son causados ​​por infecciones de transmisión sexual, los esfuerzos de prevención se centran en tener relaciones sexuales más seguras y evitar conductas sexuales de alto riesgo.

Si bien tener múltiples modelos sexuales se considera un estilo de vida normal de macho alfa en estos días, aumenta el riesgo de enfermedades de transmisión sexual, epididimitis y muchos otros problemas.

Además, si contrajo una ETS de su pareja, es importante aconsejarle a su pareja que se haga una prueba y reciba tratamiento para la infección. De lo contrario, siempre existe el riesgo de que se vuelva a desarrollar esta afección.

La prevención del maltrato infantil entre los pacientes pediátricos es una estrategia importante para minimizar el riesgo de esta enfermedad entre los niños. También se recomienda el tratamiento de infecciones y enfermedades subyacentes que pueden provocar epididimitis en pacientes más jóvenes.

panorama

Aunque el dolor, la hinchazón y la incomodidad en el escroto siempre son intensos, la epididimitis se trata con éxito. Naturalmente, el éxito del tratamiento depende de un diagnóstico preciso.

Los hombres que experimentan los síntomas anteriores deben consultar a un médico en lugar de esperar a que desaparezcan por su cuenta. Cuanto antes vea a un médico, más fácil será curar esta enfermedad.

Con el tratamiento adecuado, la epididimitis no causa problemas sexuales y reproductivos a largo plazo en la mayoría de los casos. Incluso con un tratamiento exitoso, la condición puede regresar.

La mejor manera de prevenir complicaciones, controlar los síntomas y tratar la enfermedad es seguir las instrucciones de su médico y tomar los antibióticos según lo recomendado.

El médico programa un seguimiento para ver si la infección está completamente curada, y no debes evitarlo aunque sientas que todo está bien.

La epididimitis es una afección grave que se puede controlar con éxito con un enfoque proactivo que incluye visitar a un médico para averiguar la causa de los síntomas que está experimentando y seguir el tratamiento recomendado.

Un estilo de vida saludable y elecciones inteligentes ayudarán a mejorar su salud sexual y reproductiva y evitar problemas posteriores.